Home : Empresarios : Teodoro Ortiz Tocre

Caso de éxito

Teodoro Ortiz Tocre

Fundador y Accionista

Industrias Alimenticias Cusco S.A. (Incasur)


Categoría de empresa

Alimentos de consumo humano

ESTUDIOS_

  • Estudios secundarios en Colegio Nacional de Ciencias (Cusco, Perú)
  • Estudios primarios en Escuela Fiscal de Wanchaq (Cusco, Perú)

Historia y trayectoria personal

Teodoro nació en diciembre de 1943 en Cusco, Perú. Creció en el seno de una familia apasionada por los negocios, pero con un conocimiento y compromiso profundo por la revaloración de los granos andinos. Su madre siempre tuvo mucha visión comercial y su padre fue un hombre con un concepto de responsabilidad muy alto para sacar adelante toda iniciativa. Teodoro ha tenido momentos en su vida muy duros, pero pudo superarlos a través de constancia y actitud ganadora.

El primer momento que marcó su vida fue cuando muy niño, 4 años aproximadamente, sufrió un accidente doméstico que comprometió seriamente su vida. Un “primus” con tanque de kerosene, antiguo artefacto doméstico para la cocina, explotó e impactó en el lado izquierdo de su rostro, ocasionando daño y quemando su piel por el combustible que se impregnó y perdiendo parte de la dentadura. Producto de la quemadura en el rostro y ante la falta de tecnología adecuada para su tratamiento en el hospital de Cusco, le sobrevino una infección severa. Por ello, tuvo que ser trasladado hasta el hospital Loayza de Lima para que le salvaran la vida. Si bien salió airoso, su rostro quedó marcado. Todas las etapas que Teodoro ha enfrentado hasta ahora han sido difíciles. Sufrió de bullyng, maltrato y discriminación por su rostro. Tenía huellas visibles y en el corazón, se sentía vulnerable y el colegio era un "vía crucis", según detalla Teodoro.

Otro momento duro se dio en 1950, donde fue testigo in situ del terremoto de Cusco, donde pudo ser testigo de la destrucción de toda una ciudad y ver como se caían las casas y como las familias lo perdían todo. Con esta experiencia Teodoro aprendió que una vez que se pierde todo, existe un renacer, siempre hay un después y siempre se puede volver a empezar.

Un último momento crítico en su vida, fue el gran riesgo de perderlo todo en los años 90. Para ese entonces, Industrias Alimenticias Cusco S.A. (IncaSur) mantenía su planta de producción en Cusco, mientras que en Lima prácticamente solo existían oficinas comerciales. Esta estructura se daba debido a las leyes protectoras y de incentivos que las empresas tenían por generar trabajo en las provincias. Cuando se dio lo del “Fujishock” también desaparecieron los incentivos y tan solo los fletes de Cusco a Lima y viceversa subieron de manera exorbitante. Por ello tuvo que mudar toda la operación a Lima y jugarse la última carta.


Hitos Empresariales

Se crea un concepto distinto de chocolate con la marca Sol del Cusco, a través de su emprendimiento y a lo aprendido de sus padres.

Aporte al Perú

Industrias Alimenticias Cusco S.A. (IncaSur) es una empresa de consumo masivo de productos basados en granos andinos (quinua, kiwicha, cañihua, habas) y cacao. La empresa maneja un amplio portafolio de productos (cerca de 200 códigos de productos el mercado) resaltando entre ellas 3 marcas: Sol del Cusco, líder en su categoría (chocolate para taza) con alrededor de 71% de market share; Kiwigen y Kiwilocos (modificadores lácteos y confitería saludable) y la marca paraguas IncaSur (granolas, cereales, insuflados, harinas, barras y galletas). Cabe señalar que la empresa tiene como política no exportar a granel, sino únicamente productos finales y listos para consumir. Eso es lo que los diferencia en el mercado. Por último, la empresa se encuentra consolidando su crecimiento en exportaciones y reforzando lazos con sus clientes en EE.UU., Chile, Argentina, Brasil, Canadá, Taiwán y Corea del Sur. Asimismo, se encuentra en fase de inicio para exportar a Ecuador, Colombia, Honduras y Guatemala.

La empresa nació en un puesto en el mercado de abastos San Pedro de la ciudad de Cusco, por parte de la familia Ortiz – Tocre. Corrían los años 40 en la ciudad de Cusco, cuando Antonio Ortiz Candía y Marcosa Tocre Chillitupa (padres de Teodoro) empezaron a gestar una idea de negocio. Hasta entonces él era un mecánico de máquinas para molinos, mientras ella era una mujer de templanza y carácter, ama de casa y de espíritu luchador. Decidieron emprender juntos un negocio donde ella se encargaba de la comercialización y el de la producción. Para ello, solicitaron un puesto de venta en el Mercado San Pedro de Cusco. Una vez obtenido las licencias, se dedicaron a comercializar trigo, trigo machacado, harina de trigo y quinua lista para consumir.

Inicalmente el negocio se llamó Molinos Ortíz Candía y nació con la idea de facilitarle al ama de casa productos “listos para su consumo”; entiéndase que hacia 1940 las amas de casa cusqueñas compraban en brosa y sin ningún proceso la quinua y el trigo, y que para consumirlos había que procesar domésticamente los granos.

La propuesta de negocio de los Ortiz – Tocre era la venta de los granos listos para colocarlos en la olla y cocinarlos ahorrándoles a las amas de casa el tiempo del proceso previo. El abastecimiento de los granos en general y de la quinua en particular lo hacían en las ferias dominicales de las provincias del Cusco y Puno, asegurando a las familias campesinas un ingreso monetario permanente. Cabe señalar que en esas ferias aun prevalecía el “trueque” como medio de intercambio de productos.

En 1971 Molinos Ortíz Candía pasó a denominarse Industrias Alimenticias Cusco S.A. cuyas acciones fueron adquiridas por todos los hermanos del matrimonio Ortiz-Tocre, donde Teodoro adquiriría mayoría de acciones. A partir de ese año, Teodoro toma el control de la empresa y emprende un largo y solitario camino para revalorizar a los granos andinos y plasmarlos en productos de calidad.

Hoy el abastecimiento de toda la materia prima se hace en la planta de procesos primarios de Juliaca-Puno (quinua, kiwicha, cañihua, habas), como la limpieza de granos, desaponificación de la quinua, selección por color, molienda para harinas crudas, etc. Asimismo, es en la planta industrial de Lima donde se recibe la materia prima en proceso y se transforma en productos finales “ready to eat”.

La empresa está articulada al mercado de materia prima nacional, a través de empresas procesadoras de cacao como por ejemplo Machupicchu Foods, Romex, Cooperativa Naranjillo. Muy pocas veces se procesa en cacao en la planta de Juliaca. Además, la empresa es abastecida por asociaciones de agricultores de Juliaca, Arequipa, Cusco y empresas como Agropecuaria Santa María de Guadalupe, entre otras para todo lo que tiene que ver con granos.

Misión: “Somos una empresa innovadora dedicada a la industrialización de alimentos saludables y de alto valor nutritivo, que contribuyen a mejorar el nivel nutricional de nuestros consumidores nacionales e internacionales. Nuestro compromiso es revalorar los alimentos ancestrales mediante el desarrollo de tecnologías y procesos apropiados con personal competente, que permiten ofrecer productos de alto valor agregado en presentaciones modernas que satisfagan las necesidades de nuestros consumidores.”

Visión: “Ser reconocidos como la empresa líder del mercado nacional, capaz de transformar alimentos naturales en productos innovadores, de alto valor nutricional, que aporten salud, bienestar, satisfacción y comodidad a nuestros consumidores. Este esfuerzo sentara las bases para potenciar nuestra presencia en mercados internacionales.”

Web: www.e-incasur.com

Desafios Empresariales

El desafío de adaptarse a las medidas económicas del gobierno

Desafío

Solución

¿Cómo enfrentar el cambio de un modelo económico proteccionista a uno de libre mercado?

El siguiente video, Teodoro Ortiz explica cómo reorganizó sus operaciones ante la liberalización del mercado.


El desafío enfrentar la falta de solvencia económica

Desafío

Solución

¿Cómo lograr condiciones financieras que permitan sostener las operaciones del negocio?

En el siguiente video, Teodoro Ortiz nos da a conocer las manera cómo logró obtener mejores condiciones financieras por parte de sus distribuidores y proveedores para mejorar su ciclo de conversión de efectivo.

Este desafío tiene: 0 comentarios

Deja un comentario